SHIVA SHAMBHO


img-20190126-wa0001

Bhagavan Sri Shiva Shambho nació el 15 de agosto de 1956 en la Ciudad de Puebla de los Ángeles, México. Dedicó varios años de su juventud a diversas prácticas espirituales, que produjeron en él vivencias místicas que culminaron con la experiencia de unicidad con el absoluto en noviembre de 1985. A partir de entonces se dedicó a escribir y enseñar sobre temas espirituales.

El siete de julio de 1977, Shiva se inscribió en el curso de yoga tibetano impartido por Pedro Espinosa de los Monteros, quien se convirtió en su maestro.

El curso, llamado La Ciencia de la Física Mental, había sido diseñado e introducido a Estados Unidos por Edwin Dingle, y sometía al alumno a un régimen de ejercicios respiratorios, afirmaciones, y ejercicios de transmutación de la energía sexual.

Tras año y medio de seguir estas prácticas, Shiva empezó a experimentar diversas manifestaciones energéticas, o síndrome de Kundalini, y algunas alteraciones de la conciencia, que describió en su diario, y años después publicó en un libro autobiográfico titulado Con los pies en el sendero del yoga y el misticismo, y que se intensificaron al correr del tiempo.

En 1979, Shiva empezó a meditar, primero utilizando la técnica para purgar la mente, que consiste en observar atenta y pasivamente el flujo de pensamientos, sensaciones y emociones que aparecen en la conciencia, lo que conduce a que finalmente desaparezcan y la mente quede clara y tranquila.

Durante meses se esforzó por permanecer en el estado que reconoció como el que Jiddu Krishnamurti llamaba en sus libros “alerta percepción”, y que George Gurdjieff describió como “conciencia de sí”. Debido a estos esfuerzos, a principios de 1983, Shiva se convirtió permanentemente en lo que después describiría como un “hombre despierto”, esto es, una persona que continuamente está “atento de sí mismo y del entorno simultáneamente”, en contraste con el hombre común u “hombre dormido”, que según Shiva vive en un “estado de sueño psíquico”.

En julio de 1980 tuvo su primera experiencia mística, que describió como un contacto con su ser superior, acompañado de “una poderosa sensación de atemporalidad o eternidad”.

Siguieron varias experiencias místicas, relacionadas con la percepción de la “Fuente que permanece…más allá de la mutación y el cambio… fuera del tiempo y el espacio”.

El 11 de noviembre de 1985, Shiva experimentó por primera vez la unicidad con el absoluto, en la que “el universo entero desapareció y sólo permaneció el infinito y eterno Absoluto. No había ningún residuo de individualidad que se diera cuenta de ello”.

De 1986 a la fecha, Shiva ha escrito varias colecciones de libros y grabado cientos de conferencias en video y audio, para dar a conocer la diferencia entre el estado dormido y el estado despierto, y las prácticas que conducen de uno al otro. Para quien ya ha alcanzado el estado permanente de despertar espiritual, Shiva ha indicado también en varios libros y conferencias el camino y prácticas para acceder a experiencias místicas superiores, que culminan con la experiencia de unicidad con el absoluto.

En los años noventa publicó descripciones detalladas de las principales tradiciones místicas del mundo, y realizó una síntesis de ellas, a la que llamó Misticosofía. Mostró que las principales tradiciones místicas buscan todas, a través de distintas prácticas, hacer avanzar al hombre por dos grandes vías: la del despertar de la conciencia espiritual y la de la creación del cuerpo de luz.

En 2014, Shiva fundó el Áshram Casa de los Cuatro Rumbos, en las cercanías de la ciudad de Atlixco, donde imparte cursos, talleres y retiros espirituales. En 2017, nació la Universidad Casa de los Cuatro Rumbos que, inicialmente, funcionará como un portal en línea  para difundir el conocimiento espiritual en el Mundo. Y en 2019, nació SHIVA SHAMBHO International Association, para difundir también el conocimiento espiritual en inglés.

ENCUENTRO EN SANTIAGO DE CHILE 2020

ENCUENTRO EN  CORDOBA-ARGENTINA 2020

ENCUENTRO EN MALAGA-ANDALUCIA ESPAÑA 2021